lunes, 13 de mayo de 2013

Cuando hay deseo, te vas a quemar

Ella se sentía tan ajena, tan cercana, tan Ella como nunca estuvo... Se sintió tentada por Lucifer y quiso probar un poco del fuego que lo rodea.

Se tentó por las sombras, el calor, la distancia y al mismo tiempo la cercanía que se le generaba... la lucha interna le generaba contradicción. Salía su alma rebelde para mostrarse y Ella se forzaba a volverla a guardar.

Lucifer le muestra un laberinto de sensaciones, Ella siente que se pierde y deja de pensar dentro de ese laberinto mental en el que se encuentra. Quiere perderse y dejar el control para otro momento.

Donde hay deseo
Habrá una llama
Donde hay una llama
Alguien está destinado a salir quemado
Pero el que éste arda
No significa que vayas a morir 

2 comentarios:

  1. Uno nunca sabe y, a veces, eso también es demasiado.

    ResponderEliminar
  2. Tentada por Lucifer.... Siempre!

    Un besote!

    ResponderEliminar